El Partido Popular pide la dimisión de Ana Vicente Peralejo, concejala de cultura, por el despido improcedente de un trabajador municipal y de la señora alcaldesa, máxima responsable

19 de noviembre de 2019



En julio el Partido Popular presentó una moción pidiendo que se diera marcha atrás en la decisión de dejar a los jóvenes de Béjar sin el Centro de Ocio y por tanto sin un programa de ocio alternativo para ellos. El Centro se podía haber mejorado, pero en ningún caso, cerrado.
Un Equipo de Gobierno que ha venido a Béjar a destruir empleo y a cerrar servicios. Ni la señora alcaldesa, ni la señora concejala, pisaron el Centro de Ocio ningún fin de semana para ver su funcionamiento. Primero era un cierre durante la temporada del verano, invitando la alcaldesa a los jóvenes a que se fueran a jugar al campo, sin embargo, estamos a finales de noviembre y seguimos sin oferta de ocio alternativo en Béjar.
Lamentablemente, ningún partido de la oposición apoyó nuestra moción. Ni PSOE, ni Tú Aportas, ni Ciudadanos, nos apoyaron en la moción para evitar dicho cierre.
Posteriormente, comenzó el delirio de la señora alcaldesa: habían visto a personas salir del centro de ocio con material, ni una denuncia. Iban a hacer una auditoría, nada sabemos sobre el tema. Posteriormente la señora alcaldesa nos sometió a un bochorno en un Pleno Municipal con una proyección de fotografías para continuar con su acoso y derribo a los trabajadores del centro en un intento de justificar su decisión.
Después de todo esto ha llegado el desenlace final: una condena judicial por despido improcedente del trabajador de dicho centro.
Lamentamos el ridículo espantoso de la señora alcaldesa intentando buscar excusas para justificar lo injustificable.
Primero que la culpa era del contrato pero el Ayuntamiento de Béjar como este contrato tiene muchos durante todos estos años, siendo concejala la señora Martín Vázquez y sin recurrir ninguno de ellos ni cuestionarlos. Han perdido el juicio contra este trabajador, no por la forma del contrato que no se ha entrado a valorar por el juez, sino por el despido y el despido es improcedente porque ha sido indebida la forma en que se ha llevado a cabo y porque se han vulnerado los derechos del trabajador. La culpa la tienen todos según la señora alcaldesa, menos quien despidió.
Para colmo, entre la opción de readmitir al trabajador o pagarle una indemnización, el Equipo de Gobierno socialista, prefiere pagar indemnización del dinero de todos los bejaranos.
Han dejado a los bejaranos sin un servicio, a los jóvenes sin un programa de ocio alternativo y ahora nos tocará pagar a todos los bejaranos la condena.
En definitivo, un gobierno que ha venido a cerrar servicios, a despedir trabajadores y a perder en las siglas del PSOE la O de Obrero.
Por ello pedimos que la concejala del área, Ana Vicente Peralejo o la señora alcaldesa, quien apostase por esta decisión que ha sido un rotundo fracaso, presente su inmediata dimisión y asuman las responsabilidades de su decisión.